Sabías que... 3 de cada 10 personas con diabetes presentan problemas de piel.

Cuando la piel sufre alta resequedad, se parte; exponiendose aque microbios ingresen y se alimenten de glucosa para proliferar las infecciones de hongos y bacterias.

Poster



Sabias que las personas que sufren de varices, tienen pesadez de piernas, calambres, picores y fuertes dolores?

ANGIOQUIM es una fórmula desarrollada especialmente para las necesidades de las personas que sufren insuficiencia venosa (varices) en las piernas.

Angioquim

El manejo de la diabetes en la Infancia
Publicado:Mon, 14 Sep 2015 08:13:55 +0000, Fuente:laDiabetesnet

Antes de comenzar quiero aclarar que no soy médico, ni psicólogo, ni nutricionista, soy simplemente una madre que hace ocho años se tuvo que enfrentar con el diagnóstico de diabetes tipo 1, que se le hizo a mi niño, a la tierna edad de tres años.

Durante ocho años he tenido que vivir, comer y pensar como si padeciese diabetes (cuando no es ese el caso), para tratar de entender y ayudar a mi hijo.

Hoy comparto humildemente mi experiencia, con el único deseo de ayudar a quienes inesperadamente tengan que enfrentar una situación similar a la que yo tuve que vivir.

Cuando mi hijo fue diagnosticado me encontré en una total ignorancia de lo que es la diabetes mellitus tipo 1, por lo que quiero comenzar definiéndola.

La diabetes, dicho en términos sencillos, es una condición que afecta el modo en que el cuerpo humano utiliza la glucosa, que es la forma principal de azúcar en sangre. La glucosa proviene de los alimentos que consumimos y es la mayor fuente de energía necesaria para estimular las funciones del cuerpo humano.

Esta es la información que a manera general se conoce sobre la diabetes, específicamente la diabetes mellitus tipo 1 es definida por la Wikipedia como “una enfermedad autoinmune y metabólica, caracterizada por una destrucción selectiva de las células beta del páncreas, causando una deficiencia absoluta de insulina.”

Yo en lo personal prefiero usar el término de “condición” en lugar de “enfermedad”, ya que no toda persona con diabetes debe considerarse como enferma, pues con un adecuado control puede llevar una vida tranquila, sana y exitosa.
Es de destacar que la diabetes tipo 1 se caracteriza por manifestarse a temprana edad, por lo que generalmente se presenta en niños y jóvenes.

También es importante resaltar que la persona con diabetes tipo 1, al no producir insulina (hormona que regula la glucosa) requiere de la aplicación de la misma a través de inyecciones subcutáneas.

Lo principal ante un diagnóstico de este tipo de diabetes es NO PERDER LA CALMA, y buscar toda la información posible acerca del caso, y sobre todo no desesperarse ante lo mucho que se dice, sin tener ninguna base real.

Hay muchos MITOS acerca de la diabetes, que al tener la información correcta, se van cayendo uno a uno. Si bien es cierto que la diabetes (no controlada), genera complicaciones serias para el cuerpo humano: Como problemas en los riñones, en el corazón, en la vista y en los miembros inferiores, también es muy cierto que con el adecuado control de esta condición, el riesgo de presentar complicaciones se reduce prácticamente al mínimo.

La primera decisión es simple: OPTAR POR UN ESTILO DE VIDA SANA, modificar esquemas de vida suele ser difícil pero NO ES IMPOSIBLE, sobre todo cuando se trata de mantener la salud de un niño, donde todo el esfuerzo vale la pena.
Hay tres factores determinantes en el manejo de la diabetes tipo 1: tratamiento, alimentación y ejercicios.

Ningún caso es igual, el tratamiento con insulina solo puede ser establecido por un médico especialista, bien acreditado, quien determinará las dosis y el tipo de insulina, que cada paciente debe usar.

El tratamiento va íntimamente relacionado con una buena alimentación, la insulina obrará de manera óptima sí la alimentación es adecuada; y un buen plan alimentario no es suficiente, necesita la aplicación de la insulina para regular los niveles de azúcar en sangre.

El ejercicio físico, por otra parte, es también importante para que tanto la alimentación como el tratamiento logren el resultado deseado. Además resulta un excelente estímulo para mejorar el aspecto emocional del niño, el cual sin duda, tiene influencia en los niveles de glicemia.

El asesoramiento de un nutricionista en cuanto a un buen plan alimentario, es fundamental para cada caso. Hay que recordar que los niños están en crecimiento y este es un aspecto que siempre debe ser monitoreado por un profesional de salud.

Adaptar al niño con diabetes y a su entorno familiar a un nuevo ritmo de vida, no es sencillo, ahora él debe dormir temprano y levantarse temprano y comer las raciones adecuadas en el horario adecuado. Todo esto puede alterar sin duda el ritmo de vida del niño y de su familia, pero el resultado no será otro que el de generar su bienestar físico y emocional.

Lo importante es tener claro que un niño con diabetes controlada vive una infancia normal como cualquier otro niño, y esto le asegura que en su futuro inmediato y a largo plazo no sufra ninguna de las temidas complicaciones de la diabetes, el manejo de la diabetes en la infancia demanda solo disciplina y organización para no descuidar ninguno de los aspectos fundamentales, con paciencia y dedicación todo esto es posible.

Haydee Giselle González Petit.

Comunicadora Social.

Venezuela.

Distribuidor